RECONSTRUCCION DE NEUMATICOS
Transporte urbano y de carga
  Limpieza y revisado:
cuando el neumático llega a la planta
es limpiado y revisado, identificando
las roturas que presente, que serán reparadas junto al proceso
de reconstrucción, una vez que pase
satisfactoriamente la inspección.
     
 

Pulido y escareado:
mediante modernas pulidoras,
se raspa toda la banda preexistente hasta dejar una superficie uniforme
y con la textura adecuada para la colocación de la nueva banda de rodadura.

Con este proceso quedarán visibles roturas que se irán trabajando
una a una con herramientas
de escareo para así dejar al neumático
libre de cualquier componente externo
que lo haya dañado.


  Cementado:
en esta etapa comienzan
a agregársele al neumático nuevos componentes, como por ejemplo un cemento en spray sobre la superficie pulida, que servirá para adherir
la banda de rodadura.

     
  Embandado:
teniendo la banda de rodadura pedida
por el cliente, en la exclusiva maquinaria
AZ-builder y en solo 5 minutos,
al neumático ya cementado se le coloca
una delgada capa de cojín, logrando la unión entre el neumático usado y la nueva banda de rodadura.

  Vulcanizado:
los neumáticos ya embandados se introducen en modernos autoclaves, donde estarán sometidos
a la temperatura y presión adecuada para lograr la vulcanización, etapa en
la cual el neumático usado y la nueva banda de rodadura colocada se funden en una sola pieza.



Transporte Agrícola, Vial e Industrial
Mediante el sistema de rebarrado, se renueva todo tipo y medida de neumáticos,
respetando el dibujo original del mismo o modificándolo a pedido del cliente,
con el agregado de refuerzos o rellenos según se lo soliciten.

Política de Privacidad - Copyrigth - Contáctenos